Tap-Tap: Cultura, placer y liberación

¿Que por qué bailo tap?  Cuando bailo tap siento la mezcla de la danza y la música, me encanta la música, me encanta la danza y es la mejor forma que puedo unirlos: bailando tap me libero y siento que puedo crear… Bailo Tap porque admiro a los grandes bailadores de Tap: Fred Astaire, los hermanos Nicolás, Gene Kelly y otros que me dejaron maravillado con sus técnicas además que la música tap y la cultura afronorteamericana me fascina. El musical de finales del siglo XIX y principios del XX y todo este movimiento del sur de los Estados Unidos me atrapó con su evolución hasta nuestros días.

Por: Mara Michelle

tapSamuel Rigal es un joven negro nacido en La Habana hace ya 25 años. Estudiando en la Universidad descubre el fascinante mundo del baile en el grupo de danza universitario llamado Alma Mater.

Sus palabras de recuento salen al compás de la melodía que lo lleva a repiquetear el suelo TAP-TAP-TAP-TAP-TAP. Es una tarde de aire frío, ubicados en la sala de su casa comienzo a indagar sobre la pasión por el tap. Descrito normalmente como baile, el tap es uno de los ejemplos más claros de la unión danza-música. El tap no es sólo un baile sino que es también un instrumento musical, concretamente un instrumento de percusión puesto que el bailarín de tap crea, a través del movimiento de su cuerpo, una melodía rítmica al percutir con sus pies en el suelo.

En Cuba el tap no está insertado en el gusto musical, sólo existe la referencia de su existencia en Estados Unidos. Es un género de música vetado en las emisoras oficialistas de Cuba.   El tap, que para Samuel es una especie de liberación, de combinación de placeres, de creación; en Cuba, por ser un baile básicamente norteamericano, no halla los espacios necesarios ni suficientes para divulgarse, para darse a conocer o simplemente para deleitarse con el dueto del sonido zapatos-melodía. Quizá este fenómeno haya trascendido a partir de que el jazz es música de negros, y en Cuba el negro se encuentra en el último lugar de la cadena social. Primero está el blanco, el bodeguero, el jardinero, la maestra y después, al final: el negro.  Para Samuel está claro que bailar tap cuesta mucho en su país. Su mayor sueño: que la compañía a la cual pertenece logre insertarse en los circuitos de jazz mundial.

Alma Mater es un grupo danzario de tradición universitaria, ¿ podrías contarme algo acerca de él ?


tap2 Comencé a bailar Tap en el grupo Alma Mater. Antes yo veía el tap como algo imposible porque no tenía conocimiento de que en Cuba hubiese un movimiento de este tipo, era inaccesible. Pero el grupo Alma Mater me dio la oportunidad de bailar. Este es un grupo de 30 años, donde varias generaciones de estudiantes han podido desarrollar o llevar a la par junto a sus estudios, sus gustos por el baile y la danza. Ha participado en varios concursos y certámenes y ha tenido éxito. (Está claro decir que Samuel nace después del triunfo de la Revolución, donde luego de un proceso de “saneamiento”, fueron borrándose los vestigios de esta tradición norteamericana en Cuba).

Su maestro Papito, llamado Abraham Peñalver Beltrán, nace en Guanabacoa, en el año 1928. Aprende a bailar de manera autodidacta. Mirando programas norteamericanos por la televisión, descubre a Sherley Temple y Robinson, a partir de ese momento, decide llegar a hacer lo mismo: bailar tap. Ha dedicado su vida a cultivar este arte. Actualmente baila de manera independiente, da clases y forma a las nuevas generaciones que quieren continuar esta tradición. Él comenzó a darle clases a un grupo de los integrantes de la compañía Alma Mater, entre ellos a Samuel.

Háblame de Papito…

A Papito lo conozco hace ya varios años. Es una persona maravillosa que cada cosa que tiene la da sin quedarse nada. Él fue carpintero, aunque por problemas de salud ya no ejerce. Normalmente imparte clases de bailes a personas interesadas en bailar tap, además asesora a grupos de bailes de compañías y de la Televisión Cubana. A través de él conozco una peña de Jazz que se da en Santa Amalia.

tap3Una vez, nos cuenta Papito, se le escapó a la madre para venir al centro de la ciudad para ver a los Nicolas Brothers que habían venido al teatro Campoamor (antiguo teatro ubicado por detrás del Capitolio de La Habana, actualmente en ruinas) a hacer una presentación. Ya él estaba decidido a convertirse en otro tapdancer famoso, pero cubano.

En Santa Amalia se encuentra La Casa del Jazz, en la actualidad. El primer sábado de cada mes se reúnen personas a escuchar, bailar y deleitarse con la música Jazz.
Qué significa para ti Santa Amalia.

La Peña Santa Amalia es un lugar maravilloso donde nosotros nos sentimos como en nuestra casa, a donde vamos a escuchar música jazz, bailar este tipo de música.

Los inicios de esta maravillosa idea fueron precisamente en los años 1955-1956, cuando comienzan a surgir clubes de Tap, entre los que estaba la Sociedad de Color Juan Gualberto Gómez. Allí se reunían jóvenes amantes del género musical afronorteamericano para bailar y escuchar jazz, cuando cerraba el club iban para la casa de Papito, y allí continuaban hasta el amanecer. Cuando llega enero de 1959, por razones de ideología, Papito no continúa ofreciendo tap4su casa para realizar la incipiente peña, por lo que esta se traslada hacia Santa Amalia.  Y es aquí donde se ha mantenido por cerca de 50 años. Santa Amalia ha tenido el honor de mantener una tradición jazzística donde aquellos que deseen traspasar una frontera de ideología encuentren la libertad de escuchar la música de los negros del sur de los Estados Unidos.

Las paredes de la casa tapizadas de recuerdos en colores muestran la historia que ha caracterizado este lugar tan lleno de alegría y esperanza, porque aunque actualmente siguen participando fundadores del club (personas de hasta 70 y 80 años), encontramos jóvenes que se acercan motivados por este género musical tan efímero en la cultura de Cuba. Entre estos encontramos a Samuel que de solo escuchar el arranque de los acordes sus pies comienzan a sonar el pavimento, ansiosos por bailar y bailar.

1 comentario

  1. Alicia

    Hace muy poco empecé a tomar clases de TAP aquí en Argentina.
    Estoy muy feliz, lo disfruto muchísimo. Uno de mis compañeritos de baile tiene 85 años y baila de maravillas!!
    Vamos con el TAP!!

    Qué música sugeris para practicar un poco más?
    Abrazos desde el cono sur

Escribe un comentario