Primera Jornada Cultural por la Reconciliación y la Tolerancia

El impacto del segundo concierto Paz sin Fronteras celebrado en La Habana, bajo la convocatoria y la organización del cantautor colombiano Juanes, se deja sentir todavía por toda la isla, una semana después de celebrado.

El hecho de que alrededor de un millón de cubanos participara en ese coro por la paz ha llamado profundamente la atención a todos los observadores de la realidad cubana, solo para confirmarles la vitalidad cultural de una sociedad abierta al cruce y al intercambio, más allá de las fronteras.

Esta participación supera, por otra parte, la intensidad de una controversia política que estaba muy lejos de captar un dato fundamental: el cambio de mentalidad cultural y las necesidades de comunicación y apertura de la sociedad cubana, por encima de las diferencias y gracias a las sensibilidades innatas de una sociedad nacida de y para la diversidad.

CIR: Juanes

Este segundo concierto nos ha dado a todos, por tanto, una lección esencial: la cultura es el puente principal por donde debe y puede transitar la voluntad de servir a los ciudadanos, a pesar de sus diferencias y de sus enconados desencuentros.

Pero Paz sin Fronteras nos ha planteado, también, un desafío: cómo trabajar desde la cultura, y alejados de meros intereses políticos, por la paz interior de la sociedad cubana, por el reencuentro de todos como una sola familia y por el respeto de todas nuestras diferencias.

Paz sin Fronteras constituye un buen punto de partida para trabajar en estas direcciones. En virtud de esto un grupo de organizaciones cívicas, mediáticas y culturales convocamos a la Primera Jornada Cultural por la Reconciliación y la Tolerancia a celebrarse en el mes de abril de 2010.

El Club de Escritores de Cuba, el Comité Ciudadano por la Integración Racial, el Grupo Mediático Consenso, Cubabarómetro, Límite Humano, la Fundación por la Libertad de Expresión y el Foro Cuba-Estados Unidos, coordinados dentro del proyecto Ámbito Cívico, y el Grupo Primavera, auspiciarán esta Primera Jornada Cultural a la que convocarán a poetas, escritores y artistas en general que crean vale la pena hacer un esfuerzo específico, desde la cultura, para reconstruir el suelo y la meta comunes de los cubanos: la de Cuba como nuestro único, rico y diverso hogar espiritual.

Invitamos a todos los que quieran acompañarnos en esta Jornada, y esperamos que las autoridades de Cuba se comporten a la altura de las necesidades y exigencias culturales y espirituales de los cubanos. Es tiempo de cambiar.

Jorge Olivera – Club de Escritores

Víctor Domínguez – Club de Escritores

Juan A. Madrazo – Comité Ciudadano Integración Racial

Lucas Garve – Fundación por la Libertad de Expresión

J. Castell – Grupo Mediático Consenso

Juan G. Febles – Grupo Primavera

Darsi Ferrer – Cubabarómetro


Escribe un comentario