Matrix Revolution

aldeanosPuños Arriba a la velocidad del Festival Rotilla,   es una de las estaciones discursivas que intenta promover uno de los elementos sonoros más transgresores de la Isla. El Hip- Hop Underground es uno de los dispositivos de la Música Cubana Alternativa (MCA) que mas proyecta sus interpretaciones sobre la realidad cubana, a partir de una lectura critica e inteligente.

El hip hop cubano sumergido hoy en un mar de desiguales marejadas, opera activamente sobre zonas discursivas no legitimada y debatida públicamente. Esta poética de barrio no cuenta con un espacio legítimamente posible. La Agencia Cubana de Rap como empresa subordinada al Instituto Cubano de la Música, siempre ha mostrado resistencia a registrar en su catalogo a quienes desde la lírica, desafían el discurso oficial. El hip- hop es una cultura mutilada desde  esta agencia. Una empresa acosada  por las  limitaciones y las barreras, muy difícil de dialogar con las estéticas alternativas.

El hip- hop aparte de de ser una música sin patrias, es un arte de resistencia y de guerrilla que no se resguarda bajo el manto protector de la autonomía del arte ni pide permiso a la institución arte. Es una ofensiva sonora y proyección ética contra la doble moral, el racismo, la falta de fe, de valores, la violencia policial e intrafamiliar, la dolarización de la economía, es un canto a la diversidad y por la diversidad. Sus promotores, lejos de ser abanderado de una estética Dolce son voceros de un discurso radical que no claudica, plasman historias de sujetos múltiples que no desean pasar inadvertido por su tiempo, dibujan un limite vertical, móvil y permeable.

La conservadora y oficialista política cultural cubana mediante la Agencia Cubana de Rap ha incorporado esta estación sonora a su catalogo con cierta resistencia, recelos y prejuicios. La imagen de la cultura underground opera bajo condiciones hostiles, no es conocida suficiente mas allá de la gente que la ejerce y la disfruta. No tiene presencia en el mercado internacional. Es una interrogante sospechosa para quienes dictan la metodología de la política cultural. Para los ejecutores culturales Los Aldeanos, El Eskuadrón Patriota, El Libre, Maykel Xtremo y Anderson son eslabones de una generación radical.  Guerrillas sonoras portadora de un lenguaje antisistemico pues como tropa de choque son un mal ejemplo políticamente para la juventud. Ellos son fundadores de un discurso propio muy radical en el cual sienten el peso de su isla y descubren la intensidad de su historia. En la isla de las utopías aun las nuevas generaciones a partir de estéticas discursivas emplazada desde la diversidad, transitan por un camino nada fácil, sembrado de navajas. Son la conciencia de una sensibilidad diferente. Su campo de batalla es la calle, para ellos el rap es guerra, son ellos quienes deciden su propia revolución.

La estética del hip- hop es una cultura que se expresa al margen, sin ser marginal. Operan en el margen de un mercado oficial que no existe. Son autores de su propio lenguaje, estereotipos, paradigmas y mercado.

Ellos son defensores de sus propios espacios alternativos, establecen alianzas entre ellos mismos. El movimiento urbano atraviesa por un momento de revolución- evolución. Gracias a estudios underground  como Real 70 Producciones, el Laboratorio experimental Ómnibus Estéticos, Champion Records, 18 a 16 de Malcom, Emetrece Producciones, el proyecto Matraka, instituciones como la Madriguera de la Asociación Hermano Saiz y la ternura y buena voluntad de personas como Melissa Riviere representante internacional de los Aldeanos, el hip- hop en Cuba respira.

La última edición de Puños Arriba 2010 modalidad que premia la música hip- hop underground, dejo de ser una onda expansiva, un efecto demoledor, con  más pena que gloria. Demostró que la música alternativa necesita de autonomía e independencia. Los medios de comunicación como la prensa y la televisión tuvieron un efecto corrosivo sobre el discurso rapero, al no haber promoción y cobertura de un evento que persigue visualizar, las nuevas estéticas dentro del movimiento. Demo como Se pico la naranja y Tiranosaurios de los Aldeanos, Decadencia del Eskuadrón Patriota estaban entre lo mas solicitado por el auditorio, escoltado bajo un hostil operativo policial. Se sintió la ausencia de algunos exponentes de la vanguardia del movimiento como Papa Humbertico, El Discípulo, El Enano, Obsesión y el Adversario.

Las culturas alternativas necesitan autonomía, independencia. El hip -hop es una onda expansiva, un cuerpo vivo, un sonido hambriento de dialogo como señala en un excelente texto el ensayista Roberto Zurbano. Es  una plataforma discursiva para las actuales generaciones, sienten la necesidad de estimular la imaginación de un mundo posible, en la cual sean anuladas las diferencias.

Cuba es una sociedad incomunicada por múltiples estereotipos y prejuicios, una casa que necesita de  la diversidad como el oxigeno. Cuando la diversidad esta en peligro, peligra la vida. El hip-hop demanda autonomía, desde su matrix revolution ellos confirman su identidad y apuestan por un futuro que esta por construir. Mientras tanto le piden a los jóvenes que sean paciente en la espera, fuerte en la resistencia.

juan-madrazo-cir-coordinador-nacional-del-cir1Juan Antonio Madrazo Luna

Coordinador Nacional del CIR

Escribe un comentario