La ONU lanza un plan de acción global contra el tráfico de personas

(por EFE)

aleqm5io7yhn5oyrupa69e_4kz1x5q4qgqLa Asamblea General de la ONU se reunirá mañana para lanzar oficialmente un plan de acción global contra el tráfico de personas, un delito que la organización mundial considera una forma contemporánea de esclavitud y que afecta a millones de personas en el mundo, la mayor parte mujeres y niños.

Con este plan se instará a los países miembros de la ONU a que adopten medidas concretas para prevenir el tráfico de personas, proteger y asistir a las víctimas, perseguir a los responsables y reforzar la colaboración interestatal, así como con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado, incluidos los medios de comunicación.

El pasado 30 de julio la Asamblea General adoptó este plan de acción que mañana será presentado oficialmente en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, y en el que también se reconoce la importancia de adoptar un enfoque relacionado con la protección de los derechos humanos a la hora de abordar este problema.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, urgió recientemente a los países integrantes de la organización a que renueven su compromiso internacional para luchar contra “las nuevas formas de esclavitud y erradicarlas por completo”.

Además, insistió en que los países deben crear “una atmósfera en la que ese tipo de abusos y crueldades sea inconcebible” y recordó que la esclavitud está prohibida de forma explícita en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), así como en la Declaración de Durban adoptada en la conferencia contra el racismo que se celebró en Sudáfrica en 2001.

La ONU considera que, a fin de permitir un análisis adecuado de la naturaleza y el alcance de la trata de personas, los Estados deben investigar y recopilar datos sobre la trata de personas, para que luego se puedan elaborar informes bienales sobre los patrones de tráfico de seres humanos en el mundo.

El plan que se presentará el martes incluirá varias propuestas sobre cómo ayudar a las víctimas de la trata de personas, entre ellas la creación de fondo fiduciario de contribuciones voluntarias para su asistencia, especialmente pensado para mujeres y niños y gestionado por la ONU.

Además, se instará a los Gobiernos a que adopten todas las medidas apropiadas para garantizar que las víctimas no sean penalizadas por su condición y para proteger su privacidad, identidad y seguridad.

Escribe un comentario