El brazo largo del totalitarismo

periodismoCuando leí el despacho emitido por la agencia Inter Press Service (IPS) sobre el acto de conmemoración del centenario de la protesta armada del Partido Independiente de Color, no pude menos que sentir pena por ver la manera en que los corresponsales de prensa extranjera han caído en las redes de la degradación totalitaria.

En la información publicada se da cuenta de lo expresado por la comunicadora Gisela Arandia a nombre de la plataforma semi oficialista Cofradía de la Negritud, también hace referencia al evento académico celebrado en en Santiago de Cuba y a la mesa redonda televisiva que abordó el tema.

Una vez más la agencia permanentemente interesada en la problemática racial, como ya es su costumbre, omitió totalmente cualquier referencia a las instituciones independientes que trabajan de manera pacífica y en difíciles condiciones por la integración y la igualdad.

En este caso quien reportó el acontecimiento para la citada agencia fue incapaz de ver que el Comité Ciudadanos la Integración Racial CIR aportó la parte cultural y la única ofrenda floral del evento, además de pasar por alto la denuncia hecha en el lugar por uno de los miembros de la organización civilista a causa de la represión desatada por la policía política para impedir la participación de varios líderes antirracistas en el acto efectuado la mañana del domingo 20 de mayo en el lugar donde hace casi ciento cuatro años se fundó el partido independiente de Color.

A esa hora este redactor y otros cuatro líderes cívicos “disfrutaban” la hospitalidad de la represión oficialista en los calabozos de varias estaciones de policía de la ciudad por intentar asistir al acto al que habían sido formalmente invitados por el Ingeniero Norberto Mesa, líder y fundador de la Cofradía de la Negritud.

De esta agencia conozco personalmente a dos reporteras Dalia Acosta y Patricia Grogg ambas magnificas personas y excelentes profesionales. La primera fue mi compañera de escuela en los tres años de bachillerato, hecho que parece haber olvidado totalmente, la segunda, por cierto, bien interesada en los temas de relaciones interraciales y de igualdad, incluso participó como reportera en el formal acto de fundación del CIR en el verano de 2008, pero se convirtió en invitada ausente a todas las acciones y eventos académicos y culturales que la organización ha celebrado en los últimos años.

La agencia ha guardado sepulcral silencio ante la presencia en Cuba a fines de noviembre pasado de Juan de Dios Mosquera líder del Movimiento Nacional Cimarrón de Colombia, la personalidad internacional más importante que ha llegado a Cuba por invitación expresa de una institución de la sociedad civil, para honrar con su presencia la celebración del Segundo Foro Raza y Cubanidad, evento académico anual del CIR.

La agencia ha guardado sepulcral silencio sobre los múltiples actos de represión sufridos por los líderes y activistas del CIR, que han alcanzado incluso a la anciana madre de Juan Antonio Madrazo, coordinador nacional del CIR.

Resulta lamentable e ilustrativo ver de la forma en que estos profesionales se interesan por un tema tan delicado y de tanta trascendencia para el presente y el futuro de Cuba. Lamentable porque se asoman solo a una cara del problema, en sus reportes y comentarios nunca encuentran lugar las propuestas alternativas, los reprimidos, ni los excluidos.

Es ilustrativo porque demuestra hasta donde pueden llegar los mecanismos de coerción y chantaje del régimen que logran incluso tapar los ojos y detener las plumas de calificados profesionales que reportan para espacios donde circula libremente la información.

De seguro la hija adolescente de la encarcelada luchadora antirracista Sonia Garro seguirá sufriendo la cruel separación de su madre y la joven directora del Observatorio Ciudadano contra la Discriminación volverá muchas veces a los calabozos castristas mientras los reporteros de IPS duermen tranquilos y reportan las hipócritas monsergas de los que hacen el juego oportunista al hegemonismo racista del siglo XXI.

Leonardo Calvo Cárdenas

Historiador y politólogo

contacto: elical2004@yahoo.es

Escribe un comentario