Cabrera Infante. Una silueta ausente

guillermo-cabrera-infanteLa política de la memoria se va dibujando  en el inmenso tapiz de la sociedad cubana. Estamos asistiendo a  una tímida despenalización publica de figuras aun incomoda para el discurso oficial. Tras más de 40 años de ausencia en el ámbito editorial cubano Guillermo Cabrera Infante se estrena en la Habana.

El 17 de Agosto fue presentado en la Sala Rubén Martínez Villena de la gubernamental Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC (el esperado y no publicitado premio de ensayo Enrique José Varona 2009.  Sobre los pasos del cronista. El quehacer intelectual de Guillermo Cabrera Infante en Cuba hasta 1965(de los jóvenes periodistas Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco publicado por Ediciones Unión, el cual  tardo aproximadamente  dos años en ser presentado al público cubano, lo cual una de las mas intensa lluvias de Agosto no impidió el interés de un vivo publico en la presentación.

Sobre los pasos del cronista es el primer libro dedicado en más de cuatro décadas  al ganador del Premio Miguel de  Cervantes en  1997. Guillermito como cariñosamente lo recuerdan muchos de sus amigos, aun fuera de Cuba nunca dejo de ser cubano. El infante terrible dejo un gran legado al patrimonio cultural de la nación como escritor, critico de cine y de música, periodista y fiel narrador de la Habana,  ciudad que siempre sintió como propia. Llevo en el corazón la Habana pero nunca dejo de ser de Gibara.

Es el maestro de la prosa hispanoamericana de todos los tiempos. Virtuoso del juego de palabras en español y en ingles.  Su escritura esta presidida por el humor, el erotismo y la memoria. Gracias a el podemos asistir con fidelidad a las estampas habaneras de los años 50. Llevaba en la memoria y en el corazón  todo el ambiente de la Habana en todos sus detalles. Dibuja la ciudad como nadie, reservo su literatura para dar el más fiel testimonio de una ciudad perdida. Su  Habana profana, deseable, deseada y perdida nos permite sumergirnos en el tejido urbano de una ciudad policentrista que nos invita a hacer un recorrido peatonal por  una Habana profundamente occidental y erótica. Tiene todo el privilegio de tener una conexión secreta y sentimental con su ciudad.

Su literatura nos permite recorrer calles como la avenida de las Misiones, San  Rafael y Neptuno, la Rampa, la Esquina del Pecado y   Galiano, visitar el mundo nocturno de los bares, prostíbulos,  clubes y cabarets de la Habana Vieja, Centro Habana y el Vedado,  la Habana de Rita Montaner y Beny More, de Amelia Peláez y René Portocarrero, de La Lupe y Bola de Nieve.  Descifro la vida urbana mediante las lecturas pornográficas en Monte 822, las masturbaciones en Zulueta 408, las visitas al teatro Shanghái, el activismo político e intelectual en la Sociedad Nuestro Tiempo y Lunes de Revolución.

Guiiermito era un entusiasta admirador de la música de Glenn Miller, también de la música popular. El intento de que se abra una puerta para que su obra comience a darse a conocer es bienvenido. Pero aun continua siendo una silueta ausente en el panorama cultural y político, aun es satanizado por muchos, sobre todo personas con poder. Aun es el terrorista intelectual,  unos de los inquisidores de las capillas de Lunes de Revolución, aun no deja de ser ofendido y humillado. Se fue de Cuba cuando la Revolución dejo de ser lucidez, cuando el encanto perdió todas sus energías.

Su vida y su obra nos continúan llegando fragmentadas. Pero este libro permite remover las aguas, asistir a capítulos silenciados como el grupo editorial El Puente, fantasmas de la época como Edith García Buchaca y José Antonio Portuondo, interrogar la época y el movimiento sísmico revolucionario, ya muchos  podían  entender que la revolución no iba a ser un paseo de Riviera.

Nombres omitidos por muchos años por la ortodoxia revolucionaria como Nicolás Guillen Landrian, Manuel Moreno Fraginals, Lydia Cabrera, Lino Novas Calvo , Gastón Baquero, Jorge Ma;ach, Reynaldo Arenas comienzan a escucharse sus nombres en entrevistas de publicaciones culturales,  pero su obra y vida aun son retazos. Granma órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, este 17 de Agosto en su pagina cultural anunciaba la presentación del libro pero silencio el nombre de Guillermo Cabrera Infante. Ellos aun son parte de un panteón en discordia. Lo interesante en esta singular presentación es que mas allá de los autores, la única persona que tuvo la valentía de hablar públicamente de Guillermo fue Marta Calvo, su primera esposa y madre de sus hijas Carola y Ana. Sus amigos y los que no lo son pero lo conocieron personalmente como el escritor  Senel Paz no se atrevieron a decir una palabra sobre el. El presidente de la Unión de Escritores Miguel Barnet curiosamente no estuvo en la presentación del libro sobre Reynaldo Arenas y ahora el de Cabrera Infante. Si ha tenido la cortesía de hacer acto de presencia en la presentación de libros sobre la vida de personalidades con linajes revolucionarios como Isidoro Malmierca.

La política de la memoria continuara siendo una sinfonía inconclusa mientras todas las voces no sean orquestadas, mientras el dialogo continúe desarrollándose en el umbral, mientras se evoque las figuras incomodas en espacios fiscalizados y no en los medios  masivos de comunicación. Se hace necesario narrar la nación con todos.

luis-alvares-presenta-el-libro

elizabeth-mirabal

Juan Antonio Madrazo Luna

Escribe un comentario